La moda

La extraña y aterradora belleza de Kelly Mittendorf, modelos con características inusuales.

Pin
Send
Share
Send
Send


El modelo moderno de negocios abre sus puertas a personas de apariencia completamente diferente, y el marco de la belleza actual se ha vuelto borroso como siempre.

Gracias a su apariencia inusual, Kelly Mittendorf es una encarnación viva del maximalismo de moda. La cara de la niña fascina y repele al mismo tiempo, obligándola a mantener sus ojos en sus fotos, tratando de formarse una opinión sobre la actitud de Kelly. Y la opinión que se formará después de ver una foto puede cambiar radicalmente cuando se mira la siguiente.

Mittendorf no teme verse poco atractivo, por el contrario, el modelo es su carta de triunfo: en las fotos, los estilistas pueden retratar el labio roto de una chica o manchar su cara con barro. En las imágenes de Kelly frente a la lente, aparece con las uñas o las cejas desnudas, a veces con el pelo grasiento o un aspecto formidable, lo que sin duda hace que el modelo sea único y memorable. Los diseñadores resaltan hábilmente los detalles necesarios de la apariencia de Kelly y presentan al espectador una belleza completamente diferente: sin pulir, primitiva, pero seguramente fascinante.

El estadounidense tenía solo 11 años cuando los representantes de la industria de la moda se interesaron en ella. Una niña pequeña se bañó en la piscina, sin saber siquiera qué le esperaba en el futuro, y después de unos años firmó un contrato con una de las agencias de modelos más populares de Los Ángeles. A la edad de dieciséis años, Kelly se convirtió en la cara de Prada, visitó las portadas de So-Eh y Vogue, y también ganó una gran parte de la audiencia de la Tierra del Sol Naciente.

El modelo nunca se acomplejó sobre su apariencia, porque su carrera comenzó a una edad muy temprana y Kelly simplemente no tuvo tiempo de recibir una dosis de negatividad y agresión de sus compañeros, a quienes se sabe que les gusta burlarse de quienes son diferentes a ellos. Mittendorf confía en sí misma y en su éxito, gracias a lo cual se ve muy orgánica y espectacular en las fotografías.

Kelly es un gran ejemplo del hecho de que la belleza vive en cada persona, y solo se necesita la mano de un maestro experto para revelarla. Podrá enfatizar favorablemente y brindar al público el encanto de aquellas características de la apariencia que simplemente podrían parecer repulsivas para el espectador común.

Pin
Send
Share
Send
Send